PRUEBA SOBRE RASTRO DE LIEBRE
PDF Imprimir Correo electrónico

Esta prueba se efectúa sobre un terreno llano y con abundancia de liebres.

A cada perro le corresponde una liebre para demostrar su valía.

En algún caso especial se puede conceder otra para juzgar mejor el trabajo del perro, y excepcionalmente, una tercera.

Se comprueba el olfato del perro, la voz, la voluntad para rastrear y seguridad en el rastro.

El perro que no ladra en la primera ni en la segunda liebre,  se le dará una tercera pero no podrá optar a un primer premio